Ortodoncia invisible

Los dientes se pueden mover de muchas maneras y, hoy por hoy, esta es la técnica más utilizada y elegida por nuestros pacientes. La ortodoncia invisible endereza los dientes mediante unas fundas transparentes y prácticamente invisibles.

Estas fundas se fabrican a la medida para cada paciente y garantizan una mayor comodidad. Los movimientos son cada pocas semanas y los dientes se irán moviendo semana tras semana, hasta llegar a su posición final.